La leyenda de los tres caracoles

IMG_20130212_031754

Cuenta cierta leyenda casi olvidada de una civilización que nadie recuerda su nombre que si regalas tres caracoles a una persona significa amor eterno. Claro, tienen que seguir un par de reglas para que realmente sea cierto. Tienen que ser dos del mismo color y uno distinto, tienen que ser encontrados y no buscados y por último (pero no menos importante) tienen que tener más o menos el mismo tamaño.

Si logras encontrar estas tres características en tres caracoles entonces tenes que ir a dárselos a la persona que más ames, ella (o él) entenderá sin una palabra de por medio. Claro que la otra persona te lo tiene que aceptar para que el hechizo se cumpla, pero esa es otra historia.

Ahora, porque esta costumbre tan simple pero extraña a la vez se preguntarán.

La mala noticia es que no hay casi documentos que hablen de esta civilización, hasta el nombre fue borrado de los textos de historia! Pero por suerte, yo tuve la fortuna de toparme con un viejo descendiente de ellos y aunque poco me podía contar si recordaba muy bien esta historia.

Hace muchísimo tiempo, antes que los conquistadores españoles llegaran a esta tierra y colonizaran todo el continente un pequeño pueblo de nativos vivían en la costa de lo que hoy se conoce como Mar del Plata. Eran un pueblo en su mayoría pesquero y si bien se habían asentado en esa zona, no permanecían mucho tiempo en el mismo lugar.

Entre ellos existía un pequeño joven que pese a ser bueno en sus tareas (era uno de los más grandes pescadores de su tribu) había algo que le daba terror, y eso era afrontar sus sentimientos. Hacía años que estaba enamorada de una joven de la tribu, pero no se animaba a hablarle, y apenas lograba toscamente saludarla cada vez que se encontraban, cosa muy sencilla que pasara porque, como les dije arriba, eran un pueblo muy pequeño.

Lamentablemente los meses y años pasaban pero jamás pudo vencer su miedo a dirigirle la palabra, cada vez que se acercaba se ponía colorado y tartamudeaba cosas inentendibles lo que él no sabía es que ella lo amaba en secreto, pero, por esas cosas de la vida, jamás pensó que una persona tan importante para la tribu podía llegar a sentirse atraído ante, lo que ella consideraba, una don nadie. Es más, erróneamente creía que todo eso que le pasaba al joven pescador no era porque sufría de una timidez atroz sino, simplemente porque no le interesaba ella.

Cuestión que pasó tanto tiempo que ella hizo algo inimaginable, es que su corazón no aguantó más y sentía que si no se lo decía iba a explotar, pero las viejas leyes hablaban muy mal de que una chica se le declarara a un chico, imagínense que podía llegar a pensar el chico si venía una mujer a declarar su amor!

Se acercó al mar y mirando la orilla encontró justamente tres caracoles en la arena, dos blancos y uno azul y comprendió perfectamente que tenía que hacer, era como si siempre hubiese existido la solución frente a sus ojos, lo único que tenía que hacer era saber observar.

Los recogió con suma rapidez y se quedó esperando a que volviesen todas las barcas; como en toda buena historia de amor, su enamorado se encontraba en la última y apenas bajo los ojos de los dos se encontraron y fue como si se viesen por primera vez.

Ella se acercó a paso decidido mientras que él estaba quieto pero extrañamente sereno y apenas estuvieron a centímetros ella le dijo:

“Estos tres caracoles los recogí en la arena” Y se los fue entregando de a uno.

“El primero (el blanco) es por todo el pasado que nos vimos sin mirar, que estuvimos sin estar, que nos dijimos todo sin hacerlo, el segundo (le dio el azul) representa a este momento, es todo lo que siempre quise decirte y no me animé, es el ahora y nosotros, y el tercero (el otro blanco, el más grande de tamaño en comparación) es el futuro que quiero compartir con vos a tu lado, ser tu tuya y que tú seas mío”

El joven pescador tomó los caracoles contra su corazón en señal de aceptación total y por primera vez en su vida, sin decirle una palabra la abrazó y la beso delante de todos sus compañeros y gente de la tribu que se había acercado de casualidad.

Desde ese momento la leyenda de los tres caracoles se expandió en toda la tribu y viajó por el mundo y a través de los años hasta nuestros días.

La razón por la cual no se suelen decir palabras en el momento de entregarlas es porque lo que le dijo la joven a su amado es parte de su historia personal nada más, mientras que, tanto vos como yo, como toda buena historia de amor, tenemos que formar la nuestra propia

Advertisements

Something stupid

corazon-iluminadoEsta entry es quizás, para que me conozcan algo más, un poco más seriamente y no tanto en lo que pienso sino en mi manera de relacionarme con los demás.

Probablemente sea algo hasta incluso pretencioso de mi parte pero nada más alejado de la realidad sino que simplemente creo que las cosas son mucho más simples de lo que aparentan y si digo estas palabras no es por mendigar amistad, cariño o lo que sea sino más bien salió escuchando recién el Unplugged de Nirvana (si un domingo lluvioso yo escuchando a un tipo que se pego un tiro…)

Como decía, estaba escuchando “Come as you are” y se me vino a la cabeza la letra, que decía y porque siempre esa canción me pareció hermosa y llegue a la conclusión que como muchas de sus temas, me representa bastante.

Que quiero decir con esto? Simple que es exactamente eso mi manera de relacionarme con la gente. Jamás le pedí a nadie que cambie su manera de ser ni podría hacerlo. Nunca, porque simplemente esa esencia es la que hace a la persona ser quien es, como es y porque es así.

Podemos chocar? Mil veces pero de todas maneras el mero hecho de que esa persona se haya tomado su tiempo en mi, por más pequeño que sea, mi gratitud para con eso es absoluta, por consecuente simplemente es aceptar a quién tengo delante, con sus defectos, virtudes y demás, tal cual espero yo del otro que haga conmigo.

Más así es si siento algo por esa persona, ya sea un amigo, un familiar una pareja o lo que sea.

Jamás entendí a una persona que le atrae alguien, lo conoce, se ponen a salir y automáticamente empieza a pretender que cambie actitudes o maneras de ser. Siempre me pregunto ¿Pero…no fue ese tipo de cosas que te atrajeron de la persona en un principio? Osea no es que alguien deja parte de si cuando conoce a alguien, todo lo contrario lo lleva consigo por más que no lo muestre entonces la pregunta persiste: Porque cambiar a alguien cuando eso es parte de lo que te atrajo en un principio?

Volvamos un momento a una pregunta que deje medio colgada:

¿Podemos chocar?

Muchisimas veces podemos, pero nada que una buena charla sin orgullos mediantes ni boludeces no puedan remediar, inclusive para decir “adiós”. Algo que creo que perdimos con todo lo que es internet y demás es la capacidad de hablar.

Hoy le decía a una amiga medio en joda que chatear es lo más cerca que pretendemos nosotros de leer mentes y no me equivoco. Muchas veces pretendemos que solo con unas pocas palabras sin una sola emoción, sin un acompañamiento de unos ojos o una actitud nuestro interlocutor interprete exactamente lo que nosotros estamos diciendo y es un error, no siempre se puede y en todos los casos jamás se llega a comprender del todo.

Nada, no voy a decir que solamente esto vino por una canción sino que por un par de situaciones que me pasaron hace nada y, creo, que me era importante…e irónico, pasarlo a palabras acá, en mi rincón.

Si tengo que seguir sincerándome, me encantaría que este post lo lea esta persona y cada uno que me mal juzgó o no me conoce.

Por que? Eso es simple, es mi manera de gritarle al mundo lo que me la paso diciéndole a todos y pocos me creen. Yo no soy normal, voy y me gusta ir contra la corriente y aunque me choque contra una piedra jodidamente en la frente no voy a cambiar quien soy o como veo a la gente.

Jamas juzgue por clase social, por color de piel, por actitudes que hace cada uno con su vida y en muchos casos por actitudes que hayan tenido conmigo.

Las puertas de mi vida siempre están abiertas a que entre quien quiera, de la manera que quiera y se quede cuanto le plazca, inclusive si una persona se quiere ir, por la razón que sea…Quien soy yo para detenerlo? A lo sumo preguntare porque y si hice algo en lo cual ofendí o en lo cual pueda enmendar pero todo el mundo es libre y no hay nada más hermoso que la libertad de la gente.

No me gusta atar a nadie a mi como no me gusta que me aten, esas cosas simplemente me…ponen muy mal.

Nada, domingo, ciertas cosas pasaron y hace que deje de hacer reflexiones sobre cosas que veo en la vida o ficciones que se me vengan a la cabeza para darles a conocer un poco más de mi.

Espero que hayan llegado hasta acá y si no nos conocemos, si pensaste que era otro tipo de gente o bueno me malinterpretaste me des la oportunidad de mostrarte quien soy. Para eso necesito solo 1 hora de tu tiempo, para irte tenes toda tu vida 😉

Nos leemos en otro post de mi cuartito

The fall

Estaba sentado en la punta de su cama, el reloj marcaba las 2:14 de la noche y apenas entraba una luz por la ventana que lo dibujaba a él y a esa esquina en dónde se encontraba.

Estaba desnudo, se veía la cama con las sábanas retorcidas creando formas grotescas en el piso. En la mano tenía un cigarrillo y su mirada daba a esa misma negrura que envolvía todo el resto de la habitación.

El silencio era casi sepulcral, roto, solamente por algún ocasional auto que pasase y un perro que lastimosamente le cantaba sus verdades a la noche cada tanto.

Pasaron los minutos, 10, 15, 30 y él seguía en la misma posición, ya el cigarrillo era un recuerdo del ayer, dejando solamente una tenue nube gris que solo se veía cuando serpenteaba frente a la luz. De pronto se levantó bruscamente, si se hubiese encontrado alguien más en la habitación se hubiese sobresaltado por lo impulsivo del acto.

Con celeridad se acercó a la puerta, la abrió y se dirigió a la cocina. Allí prendió la luz, abrió una alacena sacó un vaso de whiskey, le puso dos hielos y acto seguido abrió otra puerta dónde tenía varias bebidas blancas, tomó una botella con una etiqueta dorada y se sirvió dos medidas de Bourbon.

Se dirigió al comedor y sin prender la luz puso un disco de Steve Ray Vaughan, mientras empezaba a sonar “So Exited” se volvió a sentar, esta vez en el sillón y se tomó el contenido de su vaso de un sorbo. Cuando bajó el vaso no pudo evitarlo y lo tiro con toda su fuerza hacia adelante, se escuchó como impactaba en la pared y se partía en mil pedazos, cayendo posteriormente al piso, unos segundos después se volvió a escuchar un silencio absoluto y momentos más tarde se oyó que rompió en llanto tomándose la cabeza con sus dos manos.

 

A la mañana siguiente se despertó, todavía desnudo, en el sillón, visiblemente cansado y cuando intenta incorporarse un dolor punzante hace que putee mirando el cielo razo y tomándose el cuello con su mano derecha.

Incorporándose en el sillón se queda en silencio pensando, sus pensamientos son tan fuertes en ese silencio tan denso que casi se podían oir.

¿Cómo es que en tan poco tiempo su vida cambió tanto? ¿Por qué si hace solo unas semanas estaba bien ahora nadaba en un mar de inestabilidad?

Sí, todo fue por esa noticia que recibió, desde ese mismo momento lo único que se le venía a la cabeza era que no tenía salida, que no podía escapar.

Es que ¿Qué hacer cuando todo tu mundo se te viene abajo pero te obligan a seguir adelante como si nada hubiese pasado?

Ese es el punto. Seguir a pesar de todo, aunque ya no podes, ya no queres y Emanuel lo tenía muy claro, le había costado demasiado  tener todo lo que ya tenía, todo lo que había logrado pero esto cambiaba todo, esto hacía que se replantease desde las mismas bases toda si vida y de todas maneras jamás encontraría un punto firme para poder sostenerse.

De pronto, casi de inmediato le cambió la cara, su expresión se suavizó y por primera vez en muchas semanas se relajó. Parecía otra persona, estaba calmo y sereno, se levantó, fue hacia un estante donde tenía un cuaderno y tomando un lápiz solo escribió unas palabras.

“Me bajo gente, hasta acá llegué”

Y automáticamente se fue hasta el balcón y saltó 12 pisos al vacío.

Es que había comprendido que no necesariamente tiene que seguir si no quiere, poder bajarse del tren era su derecho y lo usó.

Cuando lo encontraron, a las horas, muerto en el concreto tenía una sonrisa y lo que quedaba de su rostro solo emanaba paz.

 

Image

Apostar a apostar

Será la lluvia, será que tengo dentro un poco ese porteño melancólico y tanguero o será que escucho demasiado grunge en mi vida pero siempre termino “overthinking” de mas  (lo siento por el spanglish pero en inglés lo siento más directo.

La realidad es que hoy me encontré después de darle mil vueltas toda la semana, con que no me gusta y realmente odio perder. Odio apostar para no ganar porque simplemente el perder no es algo que tenga en mi cabeza como meta. Plus cuando son cosas personales es peor pero tmb es cierto que mil veces me equivoqué y aprendí en consecuencia…o aprendo.

Por otro lado no tiene nada de divertido apostar sobre seguro, se pierde la magia, es verdad y realmente para eso no estoy, pero si me enfurece el hecho mismo de perder, más cuando dejo todas las opciones abiertas a que se de todo…nada es dar vueltas sobre lo mismo pero si es cierto que cada vez que aposté ya sea que haya perdido o ganado lo hice porque yo quería y sabes que? Lo volvería a hacer de nuevo, todo otra vez 😉

La hora de las brujas

 

 

 

 

3 de la mañana, otra vez me despierto sobresaltado, otra vez siento ese escalofrío recorriéndome la espalda, ese sudor frío en la frente y mi corazón golpeando como un doble bombo.

 

Miro el reloj despertador esperando que diga otro número pero incluso antes de verlo sé muy bien qué hora es. Desde hace un mes cuando me mudé, que me viene pasando todas las noches, primero se lo atribuí al maullido de un gato, después a algún bocinazo ocasional que venía de la calle pero no, sé que es la maldita hora. Esta maldita hora, que siempre me exaspera, hace que me despierte y sienta extraña mi casa.

 

Siento el pecho comprimido, ganas de vomitar no quiero sentirme así, no me gusta sentirme así. Esto no me pasaba antes, no, antes cuando vivíamos como una familia. Pero ella, ella tuvo la culpa de todo y tuve que dejarla. No podía seguir después de lo que pasó, aun así como la extraño… ¡Como extraño vivir con ella! Extraño sentir sus brazos cálidos en mi pecho abrazándome y su respiración relajada durmiendo al lado mío. Como extraño nuestro viejo hogar, nuestros vecinos, nuestro mundo; pero lamentablemente, después de encontrarla con Javier en la cama, no hubo vuelta atrás. Después de eso todo cambió y me era imposible volver a confiar en ella por más que me haya dicho que fue un error. ¡No! Tuve que irme, volver a la ciudad y… ¡Alquilar este departamento donde todas las noches me despierto a la misma puta hora!

 

No puede ser que hace un mes sienta esta presión en el pecho a esta hora, estoy desesperado, siento que me observan, siento una mano que me quiere tocar por la espalda pero se desvanece justo antes de apoyarse. Antes prendía la tele cuando era así pero ya ni eso me calma, ni siquiera lo intento esta vez, estoy muy asustado. ¡ Odio estar asustado!

 

Encima las ganas de ir al baño… ¿¡Ay Dios porque estoy tan asustado?! No puedo salir de la cama pero las ganas que tengo son muy fuertes. No debería haberme tomado esa cerveza antes de irme a dormir pero pensé, inocentemente, que quizás eso me iba a ayudar a dormir.  

 

Ir, no ir, ir no ir… ¿Que fue eso? ¿Me estoy volviendo loco? Ya escucho ruidos, no puede ser, esto no puede seguir así, soy una persona grande y se supone que no creo en todos esos cuentos de viejas. La semana pasada harto de esto me puse a preguntar y lo único que saque en concreto es que es la hora de las brujas, la hora de los espíritus y dónde festeja el diablo la muerte de Jesús como una burla a la hora en la que falleció o algo así, sinceramente no le presté demasiada atención pero sería un mentiroso si dijese que no me quedó rondando en la cabeza la idea….pero las brujas, los fantasmas, el diablo, toda esa mierda…no existen… ¿O si? ¡No! ¡Basta! No existen, son todos cuentos de viejas supersticiosas esos, déjate de joder.

 

Dios, mi cabeza es un torbellino, Daniela engañándome con Javier, la mudanza, las historias de viejas, la hora que me despierto, las sensaciones que tengo, las ganas de mear… ¡POR DIOS! ¡LAS GANAS DE MEAR QUE TENGO! Pero no me atrevo a moverme siquiera un paso. Para colmo miro el reloj cada dos por tres esperando que haya pasado media hora, una hora pero no, pasaron solamente tres minutos. ¿Cómo puede ser? ¿Cómo puede ser que haya pasado tanto en tan solo tres minutos?

 

¡Bueno basta! Me cansé, la bronca puede más que el miedo y una inyección de adrenalina me recorre el cuerpo, lo suficiente como para prender la luz del velador levantarme e ir al baño. Llego a la puerta y todavía esa adrenalina me recorre, amago con prender la luz del cuarto pero no, soy un hombre grande y estoy enojado, tan enojado con esta situación que no la prendo, me armo de valentía y me dirijo por el pasillo el metro y medio que me separa al baño, abro la puerta y ahí si prendo la luz.

 

Levanto la tapa y automáticamente apenas me bajo el bóxer empiezo a mear y de pronto una relajación interna me recorre todo el cuerpo, sonrío, incluso me río y me digo que no puedo ser tan tarado, como pude tener miedo a la nada misma, seguro fue un mal sueño propio de todo lo que estoy viviendo.

 

Termino, me voy a lavar las manos, la cara y me voy a dormir, seguro que no voy a sufrir más esto, seguramente es porque me mudé hace poco, hay veces que esas cosas pasan, es hasta que me acostumbre nomás.

 

El agua está fría y el golpe con mi cara me da un escalofrío que me sobresalta, por un momento siento que la luz parpadea y toda la confianza que tenía hace menos de un minuto la volví a perder, otra vez el miedo, la opresión en el pecho y la sensación de tener a alguien atrás mío, de tener…durante medio segundo miro el espejo y creo ver algo, una silueta pero no me atrevo a volver a mirar, no quiero, pero la curiosidad es más fuerte que yo, y la sensación.. ¡AY DIOS LA SENSACIÓN! Esta vez la siento gélida una mano apoyándose en mi hombro derecho – no quiero mirar el espejo –  siento la mano ceñirse en mi hombro – no quiero mirar el espejo – en mi nuca un aliento frío – no quiero mirar al espejo – sé que no voy a resistir más, levanto la vista…yo…te amo Danie…

Image

 

 

Deber cívico vs derecho cívico

votacion-16-años

Una batalla ganada.

De vez en cuando me pinta ser activista político y decir alguna de mis verdades sean o no compartidas por el resto. Esta vez no va a ser la excepción ya que hoy cumplimos otra vez con otras elecciones, éstas en carácter de primarias frente a las elecciones del Octubre.

Lo que primero se me viene a la cabeza es justamente lo que titula este post. ¿Como llamamos al ir a votar? Osea, siempre se baja línea de que es una fiesta cívica pero a la hora de decir formalmente que fui a votar nos referimos a que ejercimos nuestro deber cívico o nuestro derecho cívico. ¿Hay diferencia entre una y otra? Para mi si, mucha.

Ya hablé más de una vez de la importancia de las palabras y éste, por más que sea un tema totalmente puntual tiene mucho y juega mucho en el peso de la misma construcción de la frase en nuestra cabeza. Probablemente muchos de ustedes piensen que es algo que no tiene demasiada importancia pero dejen que me adentre en el tema y saquen sus propias conclusiones al respecto.

El deber cívico

Hablamos de deberes cuando tenemos que hacer algo, no importa si queremos o no, simplemente hay que hacerlo porque es así como nos ordenaron. Claro que podemos elegir no hacerlo pero estaríamos incumpliendo nuestro deber. Básicamente estamos en un punto dónde el deber es algo que no nos cuestionamos y simplemente tenemos que actuar en consecuencia de una orden, como relojitos y terminamos siendo parte de una maquinaria que no comprendemos del todo pero sin embargo nos convencen de que sin nosotros no funciona. ¿Un ejemplo? ¿Nunca se preguntaron a donde exactamente van los impuestos o cuales son la cantidad de impuestos que pagamos? Claro, se da una explicación base, en la cual se resume a “para solventar el gasto público” pero a ciencia cierta jamás sabemos a dónde va, lo que si sabemos es que es obligatorio y es nuestro deber pagarlo porque sino vas preso por evasor. Ahora bien, ¿A cuantos de ustedes se les ocurrió ir a la AFIP a solicitar un detalle de uso de nuestro dinero en que porcentaje y en que obras se está utilizando? Técnicamente estamos en pleno uso de nuestro derecho a hacerlo y es DEBER de la AFIP de rendirnos cuentas a dónde van nuestro impuestos pero sin embargo lo tomamos como un deber y no hacemos demasiadas preguntas. Por lo menos no las hacemos hasta que ocurre una desgracia como las que pasaron con el tren Sarmiento o el más reciente caso de la explosión del edificio en Rosario.                  Razón por lo cual cuando hablamos de un deber cívico(en este caso puntual) hablamos de que tenemos que ir a votar si o si, porque sino pagamos una multa, como si se tratase de un reto por no haber ido. Ahora, mi pregunta persiste: ¿Porque tenemos que ir si o si a votar? Y no me respondan “para elegir a nuestros gobernantes” o frases así porque francamente no sirven y parece más una grabación de contestador automático que una respuesta pensada.

abs2

El derecho cívico

En cuanto hablamos de derechos todo cambia, piensenlo un minuto, si yo te digo que vos tenes el deber de leer un libro para aprender o te digo que tenes el derecho de aprender en consecuencia de leer un libro todo pero TODO es distinto.

No es solamente una mera palabra sino se trata de algo ganado, algo propio que conseguimos y que nadie nos obliga a tener pero que aún así cuidamos y le damos importancia. ¿Porque? Porque nos costó, porque alguien se peleó con capa y espada para que ese anhelo o ese imposible sea una realidad de la cual podamos disfrutar todos. Es por eso que se convierte en importante, es por eso que investigamos en saber porque ganamos ese derecho y porque podemos hacer uso de el. Se habla en la Constitución sobre un derecho a la educación, al trabajo, a la vivienda y a la salud, esos derechos todos los cuidamos porque cuando no hay una de esas cosas ponemos el grito en el cielo, Acuérdense de todos los problemas que tuvo Macri con los gremios docentes y médicos, acuérdense de Lopez Murphy hablando a principios del 2001 con la idea de arancelar la UBA y todas las protestas que hubieron en consecuencia. Siempre que ganamos un derecho lo vamos a intentar cuidar y es cierto, hay veces que nos olvidamos y lo descuidamos pero este país sabe muy bien de haber perdido estos derechos como para que no le demos la importancia que se merece.

Y en este punto es donde yo me freno y hago incapié. Para mi el ir a votar es un derecho cívico ganado. Ganado con el esfuerzo y la sangre de muchos que dieron literalmente su vida por lograr una democracia como la que tenemos, podemos discutir sobre si los políticos que se postulan son buenos o malos(si me permiten la reducción banal sobre una persona en héroe o villano) o si va a cambiar algo o va a seguir todo igual, pero mientras que sigamos pensando en que es una obligación ir a votar vamos a seguir preguntándonos porque hay 45 boletas de un mismo partido o porque siguen dando vueltas los mismos de siempre. Tenemos un historial de perder nuestro derechos derechos cívicos, no volvamos a rifarlo.

votacion-municipal

Para terminar hoy, a dos horas de terminar los comicios para las primarias de diputados y senadores les dejo una simple y obvia reflexión. Si estás por ir a votar espero que lo hagas a conciencia y no para “sacarte el trámite de encima” que votes a quién mejor creas que te representa, fuera de partidos o fotos con sonrisas y si ya votaste ojalá haya sido en la vena de lo que venía hablando unas palabras antes.

Saludos y feliz fiesta cívica a todos.

La manera de escribir

Image

Desnudando tu alma sin saberlo.

Probablemente entre en selfish mode o proud mode con este post pero si hay algo que me sorprende es que en gral. (no siempre claro) puedo ir un poco más allá de lo que escribe una persona, sobretodo me sorprende en un medio tan impersonal como los digitales, dónde todas las letras son iguales, sin importar cuanto emoticon use uno.

La realidad es que uno cuando escribe ya sea desde un hola hasta un post como este está desnudándose y mostrando su personalidad, inclusive cosas mucho más profunda y si, encima conoces a la persona que te está escribiendo, si prestas real atención podes llegar incluso más profundo.

Image

Es muy llamativo como en general tratamos de poner mil barreras para que no sepan quienes somos pero cuando toca el momento de escribir cualquier cosa inconscientemente las bajamos un montón y creo yo que es porque no nos damos cuenta en general que estamos haciendo. 

Si hay algo que trajo otra vez los medios digitales es el escribir, no importa que, para todas las redes sociales escribimos siempre desde una entry como esta en un blog hasta un tag en Twitter. No importa, hoy día escribimos mucho más y no nos damos cuenta de todo lo que dejamos en esas palabras, usualmente muchisimo más que lo que estamos expresando literalmente.

Image

Esa creo que es la gran diferencia con otras artes, que para dibujar, pintar, tocar un instrumento, actuar un papel o cual sea sabemos conscientemente que estamos creando algo y poniendo de nosotros, en cambio la escritura está tan a la mano y en muchos casos tan necesaria para comunicarnos que ni lo pensamos.

Dicho todo esto puedo decir que descubrí muchas cosas de mi persona gracias a releer cosas viejas o cosas actuales, tal como este post.

Muchos fundamentalistas empezarán a decir que algunos tendrían que aprender a escribir y demás, cosas, a mi a ciencia cierta no me interesa, sin tanto acartonamiento redactivo a la hora de expresarse en estados o cosas así uno puede conocer más y mejor a la otra persona. Para todo lo demás existen los libros.

Arte Arte Arte

Image

 

Necesidad por expresarse

Es raro tocar este tema, y siempre trae mil maneras de verlo, desde las mas voladas y abiertas hasta las mas cerradas y estructuradas.

Me siento en posición de hablar sobre esto? No, creo que jamás voy a poder, pero a la vez creo que nadie va a poder ser calificado como un “critico de arte” Osea, si partimos de la base que el arte es plasmar de alguna manera o en algún soporte las cosas que uno tiene en su corazón, quién puede venir a decirte que eso está bien o mal?

Image

Quién esta suficientemente calificado para hacer eso?

Me causa mucha gracia cuando alguien en su poca comprensión o estructurada miopía cataloga algo como “eso no es arte” simplemente porque no le gusta.  Hay que afrontarlo gente, probablemente la persona que hizo esa pieza artística no le interesa en lo más mínimo en que les guste o no sino que primero está la satisfacción por querer expresarse.

Image

Claro que existe un bajón en ese momento, osea, a quién le gusta que uno literalmente desnuda su alma en una obra y lo que recibe como respuesta es un “eso no es arte”?

Y lo que es peor de todo esto es que a todos los que nos gusta expresarnos de esta manera siempre nos agarra cierto…o mucho terror de mostrar nuestras cosas a quién sea.

Image

Que no se confunda, el hecho de hablar desde lo técnico es una cosa y el hecho de descalificar una obra en si misma es otra. 

Casi pierdo en su momento una materia cuando le discutí al profesor en un final que era lo “bonito” y lo “feo” considerando yo que todo depende desde el ángulo que se lo mire y la persona que lo haga, con todo lo que lleva dentro y como creció, y si bien la respuesta fue “atengase al libro” realmente jamás me sacó de mi posición ni creo que alguien pueda llegar a hacerlo jamás.

Image

Nose, estoy reencontrandome con el arte de a poco dps de años de dejarlo un poco relegado, y por suerte con todos tipos de arte distintos. Quizás tenga que agradecerle de esto a mi vieja por hacerme ver la maravilla que es esto en todo sentido, no solo como expresión sino tmb como terapia natural y como goce personal. Y si, en algún punto hasta es mejor que el sexo. Porque como se dice por ahí el sexo de por si es solo eso, mientras que hacer el amor es todo un arte 😉

Image

Buen fin de semana

 

Maldita procrastination

Image

 

Ese sentimiento que solo se describe con AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH.

Si, hoy es lunes, hay frío polar, está nublado, todos los condimentos para que un día como hoy cueste arrancar.

También es cierto que estoy escribiendo esto a las 9 de la noche, por lo cual, ya está terminando este lunes, pero necesito expresarlo.

Como odio esta sensación. La detesto, no tanto por no hacer nada sino porque me desespera no hacer nada. Me incomoda no encontrar nada para hacer y lo que es peor, no tenes la fuerza para buscarlo.

Ahora, que diga que no encuentro nada para hacer es porque lo único que encontramos cuando nos encontramos (valga la redundancia) en este estado son excusas. Claramente tengo mucho para hacer(siempre es así) pero distintas situaciones hacen que uno le busque la quinta pata al gato para hacerlas.

Y en mi caso, como digo más arriba, el problema no es no hacer cosas, sino sentirme inútil y que estoy perdiendo el tiempo. Nose que será, pero de un tiempo a esta parte es como que trato de hacer de todo con mi tiempo porque se que vivimos de prestado y no estamos para derrochar el tiempo en nada.

Image

Incluso en estos precisos momentos, mientras escribo estas líneas después de meses de no usar el blog, quiero terminar rápido por el simple hecho de no querer escribir. Pero creo que ahí está mi clave. No podría escribirles esto de esta manera si no tuviese esta sensación de querer mirar el techo y decir “cuanto tengo que hacer” y no hacer nada.

Dicho esto, les quiero decir que los entiendo a todos los que tienen días así (creo que}

todos) y entiendo esa sensación horrible de no saber como afrontarlo, porque si son como yo, se enojan consigo mismo, o lo que es peor, con gente que nada que ver.

Y que es lo peor? No existe reflexión posible, solamente dejar pasar la sensación y seguir.

 

Hasta la próxima entrada y gracias por pasarse por el cuartito 😉

Militancia 2.0

Antes que sigan leyendo, sepan disculpar la acumulación de texto pero no voy a ilustrar esta entrada al blog con imágenes ya que considero que de alguna manera se vería inclinar mi postura para un lugar erróneo que no quiero que tomen, voy a tratar de hacerlo lo más dinámico posible de todas maneras para que no se me cansen.
Por otro lado tardé muchísimo en tomar este espacio para hablar de algo no tan personal sino más de índole social, lamentablemente soy de esas personas que en vista a la cantidad de odios que hay al respecto preferí dejar mis opiniones al respecto para mi y evitar tener peleas estúpidas y sin sentido con gente que tampoco piensa dar el brazo a torcer. No es que no discuto porque no me interese, sino que no me interesa discutir.

Pero en vista de la última marcha de ayer creo que es un buen momento que para el que le interese y quiera intercambiar opiniones de manera sensata y no agresiva charlemos del tema y veamos los distintos puntos de vista que pueden y hay sobre un mismo tema.

Un nuevo paradigma en protestas sociales.

Ayer, como decía antes se dio una nueva convocatoria a marchar en contra de las distintas políticas del gobierno y, como era de esperarse la cantidad de gente que marchó fue mucha inclusive me atrevo a decir (por lo que vi) más que en las ediciones anteriores. Particularmente yo no marche en ninguna y esta no fue la excepción. El que me conoce sabe que yo no me acerco a la ideología Peronista o Kirchnerista en muchísimos aspectos pero en otros no puedo negar tener cierta simpatía o cierto acuerdo, pero eso lo voy a tocar más adelante.

Volviendo al título, lo que primero me sorprendió para bien o para mal fue la manera de promocionar estas convocatorias, todas de una forma “Twittera”. Es así como tuvimos un 8N o un 18A Para citar las últimas, inclusive esta “moda” no quedó solo con la gente opositora al gobierno sino que ellos también la adoptaron para si mismos con los fallidos intentos del 7D y 9D desde un punto de vista sociológico es una pena habernos perdido estas expresiones de marchar y convocarse.

Y saliendo un poco de toda posición política es más que interesante ver como la internet y las redes sociales se metieron tanto en nuestras vidas, a tal punto que convoquemos a una movilización no por los canales tradicionales sino por uno nuevo y totalmente desconocido hasta ahora. Es llamativo ver el poder que realmente tiene una red social como puede ser Twitter o Facebook dónde hasta ahora mundialmente se vieron noticias de convocatorias a cumpleaños donde cayeron casi 5 mil personas pero esto es algo totalmente distinto, acá creo yo, es dónde más se muestra la fuerza de esta red. Ayer la Argentina convocó a mas de 250.ooo personas a marchar en contra del gobierno y en un país con unos 8 millones de personas es un número considerable.

Claro que los medios opositores tuvieron mucho que ver con la promoción de esta marcha, no se iban a quedar callados más siendo de público conocimiento la batalla que mantiene el Grupo Clarín con el Gobierno Nacional, como sea es un dato más que interesante de ver como una red social puede llegar a convocar tanta cantidad de gente para una movilización social sin partidos de por medio.

La militancia 2.0 

Acá me atrevo a repetir el título de esta entrada en mi blog. Es que realmente el título se aplica muy bien. De un tiempo a esta parte descubrimos que redes como Facebook o Twitter(por nombrar las más populares) sirven no solo para arreglar salidas, conocer gente o postear fotos y videos sino que también la gente encontró un medio, un canal para hacer valer sus opiniones políticas, sociales y económicas, si, lo adivinaste, como yo mismo estoy haciendo en este exacto momento.

Es que, mediante chistes, fotos, videos o simples posteos nos encontramos con que tenemos un canal en el cual podemos decir lo que nosotros queremos y opinamos y este no es un dato menor precisamente. Muchos se quejan de que si vas a militar o protestar por algo(en este caso político) levantes el culo de la silla y te muevas a denunciar/a unirte a un partido político/ y pongan todos los etc que quieran, pero la realidad es que, si bien quizás es mucho más pasiva este tipo de protestas o declaraciones no deja de ser militancia, no deja de mostrar la posición de uno frente a una situación y los que se quejan de que solo militan de esta manera es porque realmente son necios y no aceptan que, para bien o para mal estamos frente a un nuevo estilo de expresión, como dije antes, por un nuevo canal, un nuevo medio.

Creo sinceramente que esta nueva modalidad es algo que los representantes de los partidos políticos tienen que capitalizar aún más, con mayor y mejor llegada a la gente, porque realmente te permite hacer un verdadero face to face entre otros tipos de mediciones.

Por otro lado todo lo bueno siempre tiene cosas malas y este tipo de militancia lleva a que mucha gente publique cosas solo oídas a medias, por comentarios de, o sin saber bien del tema, eso crea un vacío en algunos casos alarmantes dónde sin querer desestiman por lo que están protestando/defendiendo, pero pedir que todos opinen con toda la información en la mesa, es, quizás, utópico en un mundo dónde se lee más un Tweet que un diario.

Volviendo a la marcha.

Volvamos un poco a la marcha de ayer, a lo q se decidía dentro del Congreso, a lo que se protestaba en las calles. Gracias a dios la marcha de ayer fue sin incidentes, lo cual demuestra lo saludable (pese a lo que muchos crean que no es así) de la democracia y del derecho a protestar y marchar que tenemos en este país, también demuestra una seriedad notoria en la gente que se congregó, la cual no le interesaba armar quilombo sino protestar por lo que cada uno creía que era su verdad.

El problema es quizás ese punto. No está en absoluto mal protestar por lo que cree alguien que está mal, de hecho esa es la base de TODA protesta, pero ahora, como dije más arriba, muchas de esas protestas quedan manchadas por carteles con chistes (algunos muy ingeniosos, es verdad) o comentarios totalmente egoístas en dichos carteles. Que se entienda, no me quejo del contenido, cada uno tiene sus motivos, sino de las maneras para decirlo.

Y ahí es dónde yo veo que realmente no somos tan distintos, una de mis principales quejas ante el Gobierno Nacional no son sus políticas sino como las aplican y anuncian. Increíblemente desde el otro lado pasaba lo mismo, Gente protestando contra el gobierno pidiendo más seguridad (que es uno de los puntos más flojo de ésta gestión a mi entender) con insultos e improperios solamente genera que el reclamo no sea legítimo. Insisto, el problema no es el pedido sino la manera de hacerlo.

Otra de las cosas que son importantes y llamativas tanto para el Gobierno como para la oposición es lo que desde el Kirchnerismo llaman la falta de propuestas. Concuerdo, faltan propuestas, hay solo quejas (dejemos de lado si son o no legítimas) pero la pregunta es ¿Porque es que faltan propuestas? Simplemente faltan propuestas porque mucha de la gente que estuvo marchando probablemente no está capacitada para hacer una propuesta seria formal a la cual pueda llevarse a cabo. Que no se entienda mal, no digo que la gente que estaba ahí era ignorante, sino que no son políticos, muchos no conocen de leyes, de política, de economía, de problemas sociales propias de este país, y ahí el fallo no es de la gente que se congrega sino de la oposición que no tiene una posición fuerte con ideas que le den cara al oficialismo.

Ayer se los vio a Pino Solanas o a Lilita Carrió marchando entre otros políticos opositores muy hábilmente sin banderas de partidos ni mucho menos. Evidentemente aprendieron algo pero les queda demasiado camino por delante para ganar algo parecido a la simpatía de la gente.

La primer marcha de este tipo fue llamada “la marcha de las viejas conchetas” o “la marcha de unos pocos” la del 8N fue llamada por medios oficialistas “La marcha del odio”  realmente esto, lejos de darles mejor prensa, los dejó mal parados frente a una masa de gente indignada por como los ningunearon. También aprendieron, el discurso oficialista post-marcha estuvo lejos de ser tan ofensivo.

Pero mi pregunta persiste. Ante esta cantidad de quejas, ¿Quién va a tomar esto como bandera? Se me viene el Kirchnerismo a la cabeza por ser la fuerza política más convocante y más estructurada pero ciertas políticas que adoptaron los llevan a no poder aceptar estas cosas de manera directa sino que con cierto tiempo de asimilación y sobretodo cuando todo esté más calmo y no tan fresco, ahora ¿La gente entenderá esto y les dará la oportunidad? Otro partido serio, coherente, jóven y con propuestas firmes e innovadoras sería más que interesante que apareciese. ¿La gente los va a votar? ¿Les va a dar el apoyo que no suelen tener los partidos no peronistas en este país?

Los movimientos sociales son complicados, esta vez la gente marcha desde sus convicciones y creencias independientemente si son cosas que les afectan a ellos solos o a muchos. Esta vez una gran cantidad de gente le ganó de mano a la oposición y puso al oficialismo a que revean ciertas cosas que quizás les vendría bien retocar en pos de mejorar políticas e ideas interesantes que tienen.

Hay una nueva manera de hacer política, increíblemente es desde el medio más frívolo e inmediato que existe y lo más increíble es que de a poco nos estamos dando cuenta que no necesitamos a un partido político atrás para llevar nuestros reclamos, lamentablemente todavía no aprendimos a plantear soluciones.